Los mismos pelos al inicio y al final

Nighcrawler (2014), dirigida por Dan Gilroy (en su debut como director de cine), ha sido aclamada por la crítica de manera favorable. La han descrito como “lo más aterrador acerca de la nueva película de Jake Gyllenhaal es Jake Gyllenhaal. O, para ser más precisos, los ojos de Jake Gyllenhaal. Están hundidos en sus cuencas. Han prescindido de parpadear, y se puede entender por qué […]. Deslumbran y brillan, como los ojos de un hombre que está a minutos de la muerte, furioso con fiebre, y se niega a escapar en paz.” Incluso Boris Pelcer, parte del equipo de The New Yorker, plasmó lo siguiente en esta fascinante ilustración que hizo:

Lou, by Boris Pelcer

Como podemos ver, Lou Bloom tiene un aura de presencia increíble que puedes sentir en la piel cuando lo ves en la pantalla. Es una de las mejores actuaciones de Gyllenhaal en su trayectoria como actor. Y, al igual que la película comentada anteriormente, el personaje (Lou en esta ocasión) es uno de los motivos principales por los cuales nos quedamos estupefactos en la pantalla durante apróximadamente dos horas.

Hay mucha gente molesta con la película y la han odiado por el hecho de que Lou no cambia un ápice durante esta, no tiene un arco de transformación como lo dicta la manera tradicional de contar historias en la pantalla grande: y es que Bloom termina hasta con la misma cantidad de pelos con la que empezó su historia. Además, la película también ha sido odiada por el tipo de persona que es y lo que su trabajo representa ante la sociedad: un espacio sin espacio para la ética, la moral, los escrúpulos, el profesionalismo y ese tipo de elementos que la mayoría de los noticieros no deberían olvidar al momento de informar a su público de los acontecimientos diarios. Este es el objetivo de nuestro ambicioso joven y personaje: crear una empresa que se encargue de tener la premisa en los acontecimientos más gráficos y gore de Los Ángeles.

Que Lou no cambie en absoluto no es un problema en esta película. La manera en que el personaje es es simplemente perfecta. Encaja justo. Así lo queremos y así lo disfrutamos (los que lo disfrutamos, claro está). Si hubiera dicho arco de transformación, no existiría Nightcrawler como tal. Sería una historia completamente diferente y, me atrevo a juzgar, para nada atractiva.

Hulk, en su sección “Film Crit Hulk Smash”, en Birth. Movies. Death (EE.UU), habla, en una entrada tan larga como buena, acerca de la película y de otros temas que le interesan a cualquiera que esté dentro del mundo de la creación de historias ficticias*:

“EL CENTRO DE LA GRANDEZA DEL FILM NO ES OTRO QUE JAKE GYLLENHAAL, DANDO UNA DE SUS MEJORES ACTUACIONES EN LOU BLOOM. NO SE EQUIVOQUEN, ESTE PERSONAJES ES (PURAMENTE) UN DESAGRADABLE ENFERMO MENTAL […]. GYLLENHAAL SE DESLIZA ALREDEDOR DE TODO Y SE LAS ARREGLA PARA SER COMPLETAMENTE INTERESANTE EN CADA MALDITA ESCENA. HE AQUÍ LA ALEGRÍA DE LLEGAR A MIRAR UNA PELÍCULA Y UN ACTOR DE CINE QUE DISPARAN SIMBIÓTICAMENTE A TODOS LOS CILINDROS. […] EL ARCO DE NIGHTCRAWLER ES LA LEGITIMACIÓN DE LA MALDAD INHERENTE DE LOU. […] ES UN DESAGRADO DE PERSONAJE QUE TOCA A TODOS UNA MANERA EXTRAÑA, PERO NOS LLEVA PUTAS SI NO EMPIEZA A ENTREGAR LO QUE ALGUNOS AMIGOS SUYOS TANTO NECESITAN. Y CUANTO MÁS SU HORRIBLE COMPORTAMIENTO BENEFICIE A ALGUNA PERSONA, MÁS LOU ES RECOMPENSADO. […] NO ES QUE BLOOM SEA UN TIPO EN EL QUE NOSOTROS INVIRTAMOS. HONESTAMENTE, NO QUEREMOS VERLO TENER ÉXITO. PERO ES POR ESO QUE FUNCIONA. [..] NO NOS PREOCUPAMOS POR ÉL. NOS PREOCUPAMOS POR  EL MUNDO. EL FILM PUEDE SER UNA “PIEZA DE PERSONAJE”, PERO LA MIRAMOS DEL MISMO MODO EN QUE VEMOS UNA PELÍCULA LLENA DE SUSPENSO Y HORROR. Y CUANDO ESTE FILM DE HORROR IDEOLÓGICO COMPLETA SU ARCO, VEMOS QUE ESE HORROR HA SIDO PLENAMENTE COMPLETADO: LOU HA SIDO RECOMPENSADO. SE CONVIERTE EN EL DIABLO ENCARNADO PARADO ORGULLOSAMENTE FRENTE A LAS CAMIONETAS OFICIALES DE SU EMPRESA Y A SU EQUIPO CONFORMADO POR FRESCOS NIÑOS A QUIENES INFLUENCIAR, CORROMPER, DAÑAR… Y AUNQUE NO HA CAMBIADO, NOSOTROS SÍ LO HEMOS HECHO PORQUE LO LEGITIMAMOS. ÉL AHORA ES LIBRE.”

Han llegado a comparar la película y al personaje con Taxi Driver, dirigida por Scrosese y protagonizada por Robert De Niro.

Lucas Raffa, en su blog, describe a Lou de la siguiente manera:

“A él no le interesan las víctimas, sus compañeros, la investigación policial ni la ética: solo tiene como obsesión llegar antes que nadie y vender sus filmaciones para poder crecer. Pero, además de la historia del personaje, tenemos un obvio mensaje sobre los medios informativos, su propia ética y la capacidad que tienen para manipular la opinión pública. Si uno la ve superficialmente encontrará estos dos puntos que ya de por sí son más que interesantes y hacen de Nightcrawler una película para ver. Pero eso no es todo porque, si uno analiza con mayor profundidad cada gesto y forma de comunicarse que tiene el personaje, encontrará que está expresando el espíritu de lo que una corporación es capaz de hacer desde sus inicios. Dicho de otra forma, el personaje es una empresa que comienza con una simple planificación y termina apoderándose de todo el mercado como una gran corporación monopólica que para lograrlo cometió delitos, omitió empatizar con clientes y empleados, extorsionó y generó toda clase de daños posibles. Por supuesto, los personajes secundarios representan los factores que actúan en y alrededor de una empresa: empleados, compradores, proveedores, etc.”

Vera Pérez, en Bunches of Words, comentó: “Gyllenhaal perdió cerca de 20 libras de peso para sentirse en la piel de Bloom, y la preparación de las líneas y gestos es muy buena, su actuación se siente realista y por ende algo perturbadora”.

Chriss Tilly, en su review de la película en IGN (EE.UU), comenta: “La película clama que “Si estás frente a este tipo, probablemente estés teniendo el peor día de tu vida”, pero si ves a Bloom, puede que también estés en tu último día”.

Muchas otras entradas con críticas positivas se han publicado en diferentes medios. La importancia de la película también recae en el tema de la publicación de noticias y su ética (y demás consideraciones) para con las víctimas de los sucesos violentos grabados, como hemos podido leer. Este es un problema existente en varios de los shows que se hacen pasar por noticieros nacionales. Dan Gilroy nos da la posibilidad de ver desde un ángulo bastante preparado, crudo y entretenido cómo estas personas se ganan la vida sacándole provecho a la muerte de otras, sin necesidad de haber jugado a ser Dios. Entre más sangre mejor, entre más tripas más morbo y, por ende, más rating de parte de la audiencia.

Muchas personas podrán incluso maldecir, en la vía pública, que la falta de ética y profesionalismo que puede tener un noticiero (en la vida real) es algo que debe denunciarse y corregirse inmediatamente. Que deben tener un respeto para con las víctimas de una tragedia, sea cual sea esta; pero sencillamente no negarán el secretismo en el goce, la perversión y, sobre todo, el morbo con el que se sientan en la comodidad de sus casas, después de haber llegado de su trabajo u ocupación (mientras se quitan los incómodos y duros zapatos con los que pasan caminando de un lado a otro durante todo el día) a ver televisión y a deleitarse con su pseudonoticiero favorito lleno de cadáveres atravesados por más de diez balas en el cráneo.

¿Qué hay de malo en esto? Absolutamente nada. Cada quien escoge la maldad que más le convenga a su vida. ¿Qué hacer? Solamente basta con aceptarnos tal y como somos: ochenta por ciento agua y veinte por ciento morbosidad con perversión. ¿Qué hacer después? Encender esa caja que tanto dinero nos costó  y disfrutar de su magia mientras nos informamos de los sucesos trágicos del día a día. Miren que son varios, sin importar si estamos de vacaciones o no.


  • Las traducciones a los artículos en inglés citados en el texto son obra del mismo autor de este.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s